Páginas vistas en total

domingo, 31 de julio de 2011

MÁS QUE TRES PASOS AL FRENTE

El duelo de inicio del torneo de clausura dejó algunas lecciones importantes que no deberían descuidarse. Aunque el rival de turno con alto grado de certeza no representaba el nivel más idóneo para medirse, bastó con ver previo al partido la formación definida por Sampaoli para estar “serenos”. Tal fue la magnitud de la ausencia de zozobras, que fueron José Rojas y el portero Conde quiénes luego de una torpe acción protagonizaron la única ocasión de gol de un débil Deportes La Serena.

Lección nº 1, titulares: Marcos y Osvaldo González, Matías Rodríguez, Aránguiz, Lorenzetti, Canales, Mena. Refiriéndome sólo a quiénes jugaron ayer. Lección nº 2, lo evidente lo es y punto. Se fue Seymour y no existe en el plantel un sustituto equivalente. Es imperioso un relevo para enfrentar competencias internacionales. Lección nº 3, urge terminar de una buena vez con la idiotez de despilfarrar recursos en contrataciones insensatas. La cantidad de años que llevaba jugando en un equipo chico me había generado una leve intranquilidad sobre su llegada a la U, sin perjuicio de haberlo visto jugar en su antiguo club comprobando sus cualidades. No sólo convirtió un golazo, mostró personalidad, técnica, velocidad y fibra para vestir la camiseta. Lorenzetti estaba aquí, en las napias de los dirigentes, sin embargo optaron por Matías Pérez García. Sin comentarios.

Echo de menos un 9 de área potente, de aquellos goleadores que depredan las redes. Confiemos en que Gustavo Canales se transformará en ese jugador.

Mi impresión es que se avanza, sólo espero que Sampaoli revele su mente y dado que ya los tiene como parte integrante del plantel, entienda que Abarca, Acevedo, Díaz y Magalhaes (aún no comprendo la llegada de este último) son jugadores de banca en la U
.

viernes, 29 de julio de 2011

PRE PRE SUDAMERICANA, INCREÍBLE

Postergando el análisis sobre la bufonada que significa el partido de definición entre el actual campeón chileno y un equipo de segunda división para jugar una copa internacional, me preocupa presenciar que luego del primer fracaso de la temporada (eliminación de la Copa Chile) nuestro técnico insista en hacer experimentos con el equipo. Quiero creer que lo hizo por el deplorable estado de la cancha, pensando en cuidar jugadores estelares. Ya me he referido al tema refuerzos anteriormente, razón por la que ahora no insistiré en reprochar.
La magnitud de la forma como se consiguió el último campeonato sin duda permite al pueblo azul fortalecer sus raíces, disfrutar de la hazaña en la posteridad y soñar con un futuro auspicioso. Por ahora Sampaoli tiene el crédito del título obtenido, inmunizándolo en cierto grado.
Sin embargo, no debemos caer en la desidia que bloquee nuestro derecho de juzgar cuando ocurran necedades ante nuestros ojos. Si se adquiere la categoría de campeón, ésta debe fortalecerse y adecuarse a nuevos objetivos, de mayor exigencia.
En el partido de anoche, Marcos González demostró su contundencia y a mi modo de ver fue clave en el sufrido empate conseguido. Es un hombre de la casa, de gran juego aéreo, físicamente contundente y de muy buen nivel intelectual (perfectamente puede ser el capitán del equipo). Sería un despilfarro privarse de sus capacidades así como las de otro jugador que marca diferencias: Matías Rodríguez. No olvidemos que en el épico partido de la final, Sampaoli escuchó el clamor de su hinchada y jugadores formando con línea de 4 integrada por Marcos y Matías, entre otros. Esto fue independiente del cicatero planteo en ataque del rival. ¿Para qué luchar contra la corriente? Imaginen la calma con que jugaría Herrera teniendo en frente a los González en línea de 4.
Dejando aún muchos puntos en el tintero, cierro clamando detener el desperdicio de la jerarquía de un jugador como Diego Rivarola, urgente.

miércoles, 27 de julio de 2011

ELIMINACIÓN FLAGRANTE


La U está eliminada de la Copa Chile, lo que representa el primer traspié de la era Sampaoli.
Más allá de la ridiculez de su formato y de la desidia del canal 13 para transmitir los duelos, este torneo permitía asegurar un cupo directo a la Copa Sudamericana, el mismo que en un año más se convertirá en meta y el mismo que se está luchando con un complicado Deportes Concepción.
Sampaoli aún cuenta con un inmenso crédito y este desliz no condicionará su credibilidad. Sin embargo, se sembraron algunas dudas preocupantes:
  1. ¿La U tiene plantel para pelear el Campeonato de Clausura?
  2. Y si logra clasificar a la mentada Copa Sudamericana, ¿será capaz de encarar dos torneos?
  3. La lógica exige que los centrales titulares sean Osvaldo y Marcos González, ¿serán relegados en beneficio de Acevedo y Abarca?
  4. La U sólo ha sumado 4 refuerzos y aún no hay reemplazantes idóneos para Seymour y Puch: ¿a qué se debe esta pereza? ¿A que los dirigentes están priorizando la construcción de un estadio o a que hay conformismo con el logro del primer semestre?
Una de las enseñanzas del excelente seleccionado uruguayo es que los equipos deben mantener un equilibrio entre agilidad y contundencia física, entre creatividad y pierna fuerte. Y es precisamente esta ausencia de mixtura lo que afecta a la U de hoy: es un conjunto en el que prima la velocidad por sobre todas las cosas, pero en el que falta la robustez para ganar los mano a mano y hacerse respetar en las pelotas divididas. Esto no se consigue con niñitos de 18 años, sino con sujetos avezados que imponen su solemnidad. El gran Alberto Quintano era uno de ellos.
Por Andrés García      

lunes, 25 de julio de 2011

LIBERTAD O CON GLORIA MORIR

Color de poetas, representante de la esperanza, de la parte más intelectual de la mente. Sabiduría, profundidad, lealtad, confianza, podría seguir enumerando. En tus diversas gamas has estado presente en nuestra camiseta, evidenciando los valores de la U. No puedes vestir a cualquiera y es por ello que en una de tus gradaciones te apropiaste del fútbol uruguayo. La historia refrenda con creces tu presencia en el cuerpo de guerreros "orientales" y más que darles atuendo te apoderaste de su alma. No quiero por ahora tocar la dimensión científica del milagro uruguayo, esta vez quiero admirar la extensión mística. Me cautiva sobremanera inspirarnos en el fútbol charrúa, aprendamos de ellos, convoquemos su experiencia mirando allí nuestros refuerzos extranjeros. Copa América 2011 estás en el lugar correcto, felicitaciones al pueblo de la República Oriental del Uruguay.

Por Rodrigo Álvarez Mack

viernes, 22 de julio de 2011

¿ANSIEDAD O PEREZA?

Aunque el premio por ganar la Copa Chile no es menor, es un hecho que se trata de un torneo nefasto en cuanto a organización, cobertura y publicidad. Persiste el ejercicio de los clubes más grandes de nuestro fútbol de utilizarlo para probar jugadores y para entrenar. En paralelo, se producen las “movidas” de jugadores que generan en las hinchadas expectativas, comentarios y ansiedad de saber cómo resultarán finalmente. Como en un desfile de modas, van pasando nombres, rumores y confirmaciones.
Suelen hacerse elucubraciones categóricas sobre la calidad de los planteles que se están armando en base a los nombres que llegan. Sin embargo, las experiencias de listados de nombres que impresionan muchas veces resultan funestas en el funcionamiento final de un equipo de fútbol. Se olvida que es el trabajo constante y de largo plazo el que termina ofreciendo réditos a los clubes, salvo contadas excepciones de éxitos logrados producto de la diosa fortuna.
El fútbol es por definición un juego de equipo, en el que no basta llenarse de “cracks”. La labor de la dirección técnica cobra gran relevancia en los resultados finales y si queremos un ejemplo aún fresco miremos la Copa América: Batista, Meneses y Borghi llevan poco y nada trabajando con sus selecciones, a diferencia de Tabárez y Martino.
Cerrado este paréntesis, creo que es importante otorgarle crédito al DT azul Jorge Sampaoli, aunque no se debe descuidar la pronta recuperación de dos puestos que eran de desempeño clave en el actual plantel: Seymour y Puch. Me parece un error que no se esté considerando un reemplazo para Seymour, con un jugador rápido, de condiciones físicas fuertes y de nivel sudamericano. Lo de Puch quizá podría resolverse con lo que Sampaoli tiene disponible hasta ahora, pero si la U quiere dar un salto cuantitativo en su próxima participación internacional debe considerar de manera urgente la contratación de un jugador capaz de marcar diferencias, sólo uno.
Esperemos que nuestro DT y la dirigencia lo tengan planificado y no terminemos reaccionando a última hora repitiendo “Notarios, Centuriones o Pipinos” en el ocaso de su carrera. Que la pereza no se apodere de la dirigencia y se actúe conforme a las metas ambiciosas que debe tener la U.

Por Rodrigo Álvarez Mack

domingo, 10 de julio de 2011

UN RELAJAMIENTO PELIGROSO

Se cree que la Copa Chile es un torneo menor y los clubes de Primera División prefieren jugarla con juveniles y suplentes; sin embargo, posee un premio suculento: clasificación directa a la Copa Sudamericana. Ergo, no es una competencia insignificante.
Sampaoli ha empleado la Copa Chile para probar jugadores jóvenes: Nicolás Maturana, Sebastián Leyton, Ángelo Henríquez y Francisco Castro; ha utilizado a Nelson Rebolledo; y, a la vez, no ha podido contar con Gustavo Canales, Guillermo Marino ni Gustavo Lorenzetti. El equipo, salvo el empate con Magallanes, ha respondido bien; aunque sólo ha marcado 4 goles en 3 partidos, lo que está lejos de su promedio habitual.
Pero, más allá de esta contingencia y aún concediéndole al DT la idoneidad que se merece en virtud del campeonato alcanzado, la U se relajó en el refuerzo del plantel. Esto es un desliz inexcusable si consideramos que sólo era necesario determinar los reemplazantes de Seymour y Puch, y concretar la llegada de un central espigado y de otro delantero.
La U es el mejor equipo del fútbol chileno y la opción de los juveniles es muy romántica, pero a la hora de las definiciones y del rendimiento internacional se requiere la solidez y la capacidad de jugadores más consolidados. Ojalá esta desidia no se convierta nuevamente en una farra histórica. 
Por Andrés García

sábado, 2 de julio de 2011

LAS DIRECTIVAS ABSOLUTISTAS

El fútbol posee varios axiomas que, de respetarse, pueden aminorar el riesgo implícito que posee toda inversión. Uno de esos principios -y tal vez el más básico de todos- consiste en entregar al DT la responsabilidad de nominar los nuevos valores con los que desea reforzar el plantel.
Sin embargo, el nuevo modelo de administración de los clubes ha derivado en una especie de despotismo que convierte a los dirigentes en amos y señores de todas las decisiones que competen al club. Y muchas veces su injerencia termina por fastidiar el proyecto deportivo.
El momento que hoy en día vive la U es expectante: el equipo llena los estadios con su fútbol ofensivo, ha conseguido un logro épico en el corto plazo y tiene un DT de carácter que no se deja impresionar por la inversión que supuso tal o cual futbolista.
Esperemos que Sampaoli cuente con el respaldo de la dirigencia y sea él quien determine quién llega al equipo. Así se evitará la molestia de desechar jugadores que costaron un millón de dólares. 

COPA CHILE: UNIVERSIDAD DE CHILE 2 - UNIÓN ESPAÑOLA 1

En un partido disputado en el Estadio Nacional, la U derrotó por dos a uno a Unión Española y se ubicó entre los líderes de la misteriosa tabla acumulada.
Jorge Sampaoli continuó con la tendencia del partido anterior y alineó un equipo que alternó titulares, reservas y juveniles: Johnny Herrera, Matías Rodríguez (62’ Marcos González), Albert Acevedo, José Rojas, Eugenio Mena, Sebastián Leyton, Charles Aránguiz, Nicolás Maturana, Eduardo Vargas, Diego Rivarola (71’ Gabriel Vargas) y Francisco Castro (77’ Cristian Bravo).
Rápidamente la U impuso su ritmo y abrió la cuenta a los 7’ por intermedio de Diego Rivarola. El asedio continuó sin concretarse en el arco, hasta que a los 37’ Eduardo Vargas decretó el 2 a 0. Cuando todo parecía tranquilo, Unión Española descontó con un tiro libre de Leal a los 42’. Así concluyó el primer período.
El segundo tiempo fue más parejo y los hispanos tuvieron la gran ocasión para empatar cuando el árbitro Fuenzalida marcó un penal a su favor. Sin embargo, Herrera contuvo el remate de Sebastián Jaime.
Después de ese incidente, la U retomó el control del juego y pudo aumentar la ventaja, pero desperdició sus ocasiones. 

COPA CHILE: SAN FELIPE 0 - UNIVERSIDAD DE CHILE 1

La U derrotó como visita a San Felipe por uno a cero en el Estadio Bicentenario de Quillota. El gol lo convirtió Francisco Castro cuando quedaban 8 minutos de juego.
Jorge Sampaoli utilizó un equipo mixto con la intención de darles minutos en cancha a los juveniles que habitualmente no conforman la oncena titular y además hizo debutar a Nelson Rebolledo, refuerzo proveniente de Huachipato.
Universidad de Chile formó con: Johnny Herrera, Albert Acevedo (Cristóbal Vergara 63’), Marcos González, Juan Abarca, Eugenio Mena, Sebastián Leyton, Marcelo Díaz, Nelson Rebolledo, Nicolás Maturana, Francisco Castro y Ángelo Henríquez (Matías Rodríguez 60’).   
Fiel a su estilo, la U buscó abrir el marcador desde el primer minuto y Marcos González tuvo dos cabezazos que pudieron conseguir el objetivo. Sin embargo, uno se fue desviado y el otro dio en el vertical.
A los 6’ del segundo tiempo fue expulsado Marcelo Díaz y la U se complicó por algunos instantes: Herrera se enfrentó mano a mano con Urbano y luego tapó un remate de Espinoza.
El ingreso de Matías Rodríguez por el juvenil Ángelo Henríquez equilibró más el juego y a los 82 minutos Castro clavó un balazo de 30 metros que dejó sin opción al arquero Sánchez, sellando el triunfo de la U.

viernes, 1 de julio de 2011

UNA LECCIÓN MORAL

El torneo de apertura dejó como herencia varias moralejas, algunas tan viejas como el mismo Maracanazo: jamás, PERO JAMÁS, debe cantarse victoria antes de tiempo.
Y son varios los equipos que han cometido este disparate: el Brasil del ’50, la Hungría del ’54, la Italia del ’66 y la Alemania del ’78, entre otros.
¿Cuál es el factor común de esta necedad?: LA ARROGANCIA.
El plantel y el cuerpo técnico de la UC se ufanó de un logro que aún no alcanzaba, engreimiento propiciado por una prensa infantil que supedita su análisis al resultado de un partido y no a los factores que influyen en él. De ahí que estimara el hipotético triunfo de la U como una misión utópica.
Sin embargo, la moraleja más relevante es para la misma Universidad de Chile: desde su caída a la segunda división que no se veía esta comunión surgida entre dirigencia, jugadores e hinchada. La gran diferencia es que ahora se produjo en el triunfo y no en la desgracia. 
Fue una bella enseñanza para el país: no sólo debemos unirnos en la adversidad, en los terremotos, en los temporales, también debemos hacerlo cuando la gloria está de nuestra parte.