Páginas vistas en total

miércoles, 30 de noviembre de 2011

UNIVERSIDAD DE CHILE 2 - VASCO DA GAMA 0

Se habían escuchado muchas idioteces durante la semana: que la U tenía una maldición en semifinales, que la Copa Sudamericana era menos que la Libertadores y que algunas ratas blancas querían que la gran campaña internacional de los azules llegara a su fin. Sin embargo, pese a toda la ordinariez de los rotos de siempre y a la mala intención de algunos medios de prensa chilenitos, que incluso llegaron a titular el triunfo de Liga ante Vélez como “a paso de campeón”, existía cierto optimismo en la hinchada de la Universidad de Chile. Fueron días de ansiedad, es cierto, pues el rival era duro, el partido sería terrible y, para variar, se debía luchar contra imponderables: la pérdida del Estadio Nacional. Pero insistimos: prevalecía en el ambiente un sano alborozo que, en todo caso,  jamás se confundió con la vanagloria.
¿Qué es lo que origina este estado de complacencia? Simple: el principio fundamental que este cuerpo técnico le ha dado al plantel: convicción ofensiva y solidaridad. Sabemos que la U saldrá a embestir a quien sea: a uruguayos en Uruguay, a argentinos en Argentina y a brasileños en Brasil. Y que la forma de hacerlo será mediante un gran despliegue físico y un compañerismo táctico empecinado y conmovedor.
El pleito ante Vasco da Gama fue muy complicado. Su DT Cristovao Borges demostró ser un tipo perspicaz y en los primeros 20 minutos logró enredar a la U, presionando la zona media con anticipo y ejecutando toques de primera profundos hacia los costados. Fueron los instantes en que brilló la zaga azul comandada por Johnny Herrera y Marcos González, la figura del equipo. La idea de Borges era marcar un gol rápido y luego dedicarse a contragolpear, pues sabía que la Universidad de Chile tenía más resistencia aeróbica. Pero su estrategia fracasó y promediando la media hora ya había caído en la telaraña de Sampaoli. El gol de Canales llegó justo en ese intervalo. El segundo tiempo fue idéntico: Vasco salió con todo y volvió a chocar contra el muro azul. La estúpida expulsión de Fagner desalentó a los cariocas y dos minutos después llegó el golazo de Vargas que liquidó el pleito. Así se vencía al mejor equipo que la U ha enfrentado durante el año. Un detalle: pese a haber sido derrotado, el delantero Diego Souza dio una clase de espíritu deportivo al manifestar sus felicitaciones a la escuadra de la U, deseándole incluso la obtención del título. Una lección de elegancia proveniente de los campeones del mundo. Ojo con eso: la cortesía es un atributo de los grandes de verdad, por eso las ratas blancas no la poseen.  
Se viene la primera final de Copa en la historia de la Universidad de Chile. Al frente está Liga de Quito, un cuadro con experiencias recientes en este tipo de contienda. Serán duelos tan complicados como los de esta semifinal en la que se ha logrado prevalecer. Sin embargo, el optimismo sigue conduciéndonos. La U irá a Ecuador a ganar y, pase lo que pase en el partido de ida, hará exactamente lo mismo en Santiago: buscará el triunfo desde el minuto uno, sus jugadores exaltarán el sacrificio y de las ánforas azules brotarán la fraternidad y la cálida emoción.
Un abrazo a todos quienes sufrieron la miseria de este hermoso club y que ahora disfrutan un ciclo de ensueño. ¡Viva la U, mierda!

lunes, 28 de noviembre de 2011

AUDAX ITALIANO 1 / UNIVERSIDAD DE CHILE 1

La Universidad de Chile finalizó sin perder un solo partido en la “fase regular” del torneo Clausura. Más allá de lo contundente del registro, aseguró su participación en las dos copas internacionales del año 2012 y se encuentra en una posición expectante de cara a la revancha con Vasco da Gama. Es decir, ha sido un año redondo que pudiera llegar a convertirse en el más memorable de su historia.
En lo relativo al partido frente al cuadro itálico, la U mostró variantes interesantes que no son más que el reflejo del excelente trabajo que se está realizando a nivel de cadetes. Los jóvenes Lichnovski, Bravo, Martínez y Leyton dejaron una grata impresión, refrendando la aplicación de una correcta política deportiva.
En cuanto al desarrollo del juego, la U consiguió superar futbolísticamente al cuadro titular de Audax Italiano. Si no se consiguió un triunfo sólo fue producto de la ineficacia en la concreción de goles. Ocasiones azules de convertir hubo y muchas. Cercano al epílogo del partido, un contragolpe del rival culminó dentro del arco defendido de muy buena manera por Esteban Conde, quien no tuvo responsabilidad en el gol. En suma, la ventaja que logró sacar la U en la tabla de posiciones fue tan rutilante que los últimos partidos sirvieron para enviar a la cancha prospectos que ya comienzan a ser realidad. En paralelo, el plantel estelar sigue concentrado en continuar escribiendo las más dulces páginas de la historia azul, basándose en la confianza del trabajo semanal, la cohesión del grupo, la convicción absoluta de las capacidades individuales y colectivas y el sueño legítimo de conseguir por primera vez ser el monarca de Sudamérica. Más allá del desenlace de esta copa Sudamericana versión 2011, la Universidad de Chile ya consiguió instalarse entre los clubes más respetados y admirados de América. Lo anterior no sólo es consecuencia de la extraordinaria actuación en esta copa, sino de la consolidación de un nivel internacional que se viene mostrando en los últimos años. Lo importante de cara al futuro será mantener este nivel como parte inherente del pueblo azul.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

VASCO DA GAMA 1 - UNIVERSIDAD DE CHILE 1

Planteamos desde un comienzo que el partido ante Vasco da Gama en Río mediría realmente a la U, pues se trataba de un encontrón pesado contra una de las actuales potencias de Sudamérica: un cuadro que está peleando el Brasileirão, un cuadro que en esta Copa Sudamericana ha propinado goleadas ominosas en su estadio y un cuadro cuyo fértil plantel convierte las ausencias obligadas en una anécdota o en una excusa para incluir jugadores igualmente calificados y con hambre de titularidad.
La superioridad que plasmaron los cariocas sobre la U en los primeros minutos sólo fue contrapesada por los ataques que se generaron por el costado derecho, adonde Eduardo Vargas desordenaba una y otra vez a sus marcadores. El problema era el mediocampo y Lorenzetti fue el principal afectado, pues el DT Cristovao Borges saturó su área de juego con volantes mixtos y aisló por completo al trasandino. Sin embargo, Sampaoli fue más astuto y reaccionó con una jugada de ajedrez: promediando la media hora introdujo a Matías Rodríguez para que recrudeciera la presión por las bandas. Así desató el nudo impuesto por Borges en el centro del campo, obligándolo a alargar el equipo y haciéndolo perder el sector en el que pretendió concentrar el juego.
Un detalle que no es menor y que nos ayuda a percibir la sutileza con que se ejecutan las maquinaciones en estas instancias: Jorge Sampaoli tenía listo el cambio de Lorenzetti antes del gol de Vasco, pero la maniobra fue bloqueada por el cuarteto arbitral pese a que hubo instancias para efectuarla: un par de saques de costado.
El primer tiempo concluyó con la Universidad de Chile ejerciendo un claro dominio y mereciendo la igualdad. La segunda mitad no varió y los azules se mantuvieron volcados en la zona rival hasta que llegó el golazo de Osvaldo González. Vasco se limitó a concentrar sus arremetidas por la izquierda de manera infructuosa. Monstruoso partido de José Rojas y de ese otro capitán encubierto: Marcos González.
La U ha pasado un delicado examen y son muchas las conclusiones que pueden sacarse: se cuenta con un arquero y una zaga de nivel continental, con un mediocampo flexible que el DT puede transformar mecánicamente cuando las circunstancias lo exigen y con una delantera voluminosa y veloz que es constantemente enriquecida con la irrupción de los jugadores que ocupan funciones defensivas, pues el sistema de relevos se desplaza a la perfección.
La revancha del próximo miércoles será compleja, pues si bien Vasco da Gama debe jugarse la vida este fin de semana en el Brasileirão mientras la U descansa, los equipos brasileños son conjuntos de alta precisión que pueden contrarrestar el agotamiento con habilidad e imaginación.
Sin embargo, la Universidad de Chile exhibe una coherencia que nos hace estar tranquilos, pues abarca muchos campos de acción: desde lo estrictamente futbolístico hasta lo ético y lo emocional. Se ve un plantel trabajador y solidario cuya máxima es la humildad. No existen ni la descalificación del adversario ni la vanagloria tóxica. Prima el convencimiento de que ahora más que nunca se está en condiciones de enfrentar de igual a igual a cualquiera, con respeto, con pasión y dejando la vida por un espíritu azul que renació de la miseria.

martes, 22 de noviembre de 2011

SEMIFINALES DE COPA

Mañana miércoles a las 20:50 horas Universidad de Chile juega el partido más importante y difícil del año: ante Vasco da Gama en Río de Janeiro.
El conjunto brasileño marcha segundo en el torneo local a dos unidades del puntero Corinthians y a dos fechas del final del campeonato. Y no sólo eso, en estos pleitos deberá enfrentar dos clásicos: ante Fluminense y Flamengo, sus archi rivales acérrimos.
El DT de Vasco, Cristovao Borges, ha sufrido la pérdida de Diego Souza por expulsión y de Eder Luis por fractura. Sin embargo, aquellas tierras son fecundas en talentos de primer nivel y la competencia por un puesto es muy brava; de esta manera, los reemplazantes Bernardo y Leandro -o tal vez Alecsandro- son tan eficientes como los ausentados y lucharán por quedarse con la titularidad por largo tiempo.
Vasco comenzó esta versión de Copa eliminando a Palmeiras: primero ganó como local por 2 a 0 y luego cayó 3 a 1, clasificándose a octavos gracias a este gol como forastero, anotado por el zaguero Jumar. Luego, el trayecto de Vasco hasta esta semifinal fue irregular porque el DT Borges privilegió el Brasileirão e incluyó suplentes en sus encuentros disputados como visita ante Aurora de Bolivia y Universitario de Perú, perdiendo ambos por 3 a 1 y 2 a 0 respectivamente. En las revanchas dispuso de su dotación completa y dio vuelta los resultados con dos goleadas monstruosas: 8 a 3 y 5 a 2.
Considerando sus impecables actuaciones como local, Cristovao Borges no quiere correr riesgos ante la U y mañana dispondrá de todos sus titulares en el estadio São Januário. El plantel carioca ha declarado que quiere jugar la vuelta en Chile sin registrar tantos en contra, por lo que se espera un dispositivo defensivo estricto por parte de Borges.
El juez del partido será el paraguayo Antonio Arias, el mismo que suspendió en pleito entre los azules y Nacional de Montevideo por una agresión al árbitro asistente Milcíades Saldívar. Será secundado por sus compatriotas Rodney Aquino y Carlos Cáceres.

lunes, 21 de noviembre de 2011

UNIVERSIDAD DE CHILE 0 / UNIVERSIDAD CATÓLICA 0

Clásico universitario insípido en el que la UC tenía la obligación de ganar. Primero porque el antecedente reciente registra una histórica bofetada en la final del Apertura y segundo porque la U antes de jugar el partido ya era dueña del primer lugar del Clausura. Incluso más, los azules tienen el foco puesto en la Copa Sudamericana y presentaron un equipo mixto de suplentes y juveniles. La buena noticia para la Universidad de Chile fue el debut en torneos oficiales del joven Igor Lichnovski: con tan sólo 17 años mostró condiciones auspiciosas que hacen prever la ganancia de un nuevo defensa central proveniente de casa.
Sólo una ocasión clara de gol produjeron las niñas de sotana. Así de mezquino fue el planteamiento del partido por parte del frágil de tabas Lepe. Leyó bien, las monjitas jugaron durante largos pasajes del encuentro al contragolpe frente a un cuadro integrado por jugadores que no frecuentan la oncena titular azul. Entre los jugadores azules, destacaron los desempeños de Matías Rodríguez, Nelson Rebolledo y Juan Abarca, aunque el último no precisamente por un buen cometido. Seguiremos por ahora sin hablar del ex – Huachipato.
Bien por Sampaoli que continúa batiendo récords en la U. Aún no ha perdido un partido, tanto en el torneo local como en el internacional. No es tarea simple alternar en dos frentes con la efectividad que se ha conseguido. Sin dudas, este es el tremendo mérito del técnico.
Lo que viene para la U el día miércoles tiene una connotación aún más relevante de lo que fue aquella semifinal ante las Chivas de Guadalajara. Esta vez el equipo tiene un sello futbolístico alabado por todos, resultados que lo avalan y un grupo con gran cohesión. Se han escuchado voces pusilánimes intentando desmerecer la categoría de un torneo sudamericano distinto a la Copa Libertadores. Francamente constituye un acto patético apegado a las más funestas voces provenientes de un club altanero, tramposo y carente de valores, propietario del hincha más repulsivo posible: Pinochet. Los pilares que hacen grande a La Universidad de Chile no se fundan en el exitismo, sino en valores vinculados con el amor por un fenómeno social que genera alegrías y penas, como la vida misma. Es por ello que cuando ocurra el logro de un trofeo internacional, el enriquecimiento de este club copará dimensiones que otros jamás comprenderían.  
Desde acá le enviamos un saludo fraterno a nuestro equipo, agradeciendo todo lo que nos han brindado este año y confiando en que, como siempre, dejarán el alma hipotecada en la cancha.

viernes, 18 de noviembre de 2011

UNIVERSIDAD DE CHILE 3 / ARSENAL 0

La ansiedad de volver a ver a la U se apoderó de la hinchada azul esta semana. El solo hecho de comenzar el día sabiendo que jugaba la Universidad de Chile implicaba una tremenda alegría para el pueblo azul, independiente del desenlace del partido. Sólo los azules podemos comprender el contenido de la sentencia anterior.
La presencia de ocho jugadores en la selección nacional, encendía las alarmas ante la posibilidad de no poder contar con alguno de ellos en óptimas condiciones. Incluso más, acrecentaba el temor de alguna lesión que impidiera la comparecencia de algún elemento clave. Sencillamente lo realizado por los integrantes de este solidario plantel fue sublime. Los cometidos de Eduardo Vargas, Charles Aránguiz y Marcos González son dignos de magnánima fascinación. Es verdaderamente emocionante ver a este equipo, con una capacidad de entrega inagotable, un despliegue futbolístico superlativo y por sobre todas las cosas, un amor incondicional a la camiseta.
Para los que no tuvimos la posibilidad de acompañar al equipo en el estadio, voy a dedicar unas líneas a los niños de Fox Sports. Primero, hay que destacar la imparcialidad y capacidad técnica de Diego Latorre en cada comentario y análisis que emite. Sin embargo, está rodeado de mentecatos palurdos que rayan en la grosería. Los relatos adolecen de profesionalismo y objetividad, proyectando una imagen vacía y patética hacia los millones de televidentes que deben soportar tanta nimiedad. El desparpajo para actuar como hinchas de pacotilla en vez de periodistas astutos irrita al más básico entre los tontos. La Universidad de Chile superó con creces al equipo argentino, de manera inapelable y con una boleta de proporciones que archivarán por un largo tiempo entre sus nalgas. Es impresentable la vulgaridad de estos payasos de circo pobre, pretendiendo acomodar sus opiniones a favor de hechos inapelables en el mérito de su justicia. Dicho todo esto, les enviamos un saludo a estos gusarapos malolientes recomendándoles que vean mil veces el partido en que les metimos la pelota en el ojete.
Lo que viene será por cierto aún más complejo; a medida que se avanza obviamente aumenta el nivel de competencia. El domingo habrá que revivir el imborrable duelo frente a las monjitas ursulinas, que vienen de encajar un gol agónico en el último minuto al humilde cuadro de Magallanes para adquirir el derecho de patear penales y así obtener el título de “Copa Chiste”. Habrá que traer esta vez el recuerdo del triunfo por uno a cero en el mismo estadio Nacional, con Sergio Markarián en la banca y “equipo alternativo” en la cancha. Francamente no amerita arriesgar la integridad física del plantel estelar dadas las circunstancias por todos conocidas: clasificación a Libertadores y Sudamericana 2012 asegurada, primer lugar del torneo garantizado, nueva semifinal a nivel internacional, triunfo épico reciente ante las niñas religiosas y un pueblo azul que agradece la alegría de ser de la U. 

miércoles, 16 de noviembre de 2011

ELIMINATORIAS: FECHAS 3 Y 4

Ha concluido una traumática fecha de eliminatorias con los ya referidos escándalos y vulgaridades de rigor: embriaguez, exclusiones, descaro, rehuidas, goleadas y zozobras.
Pero en fin, la selección ha terminado con 6 puntos de 12 jugados y su productividad se halla dentro de los márgenes naturales: perdió los dos partidos de visita ante cuadros a los que jamás ha vencido en esa condición y ganó los dos encuentros disputados de local ante rivales directos.
Sin embargo, pese a que este rendimiento debiera satisfacer al menos en lo que concierne a la tabla de posiciones, es demasiado notorio que el esquema táctico requiere una indispensable rectificación.
Son muy pocos los equipos que pueden darse el lujo de jugar de forastero y de anfitrión de la misma manera: aquellos comandados por Bielsa, Sampaoli y Guardiola son algunos de ellos, y el elemento en común que poseen sus procesos es un trabajo intensivo, rasgo que al parecer Borghi no comparte.
Apostar por una línea de 3 de visita y ante rivales de fuste es sencillamente suicida y los resultados lo confirman: 8 goles en contra y uno a favor. Resulta mucho más idónea una zaga compuesta por 4 defensores y un solo volante de contención. Sí es interesante, en cambio, mantener 3 hombres en punta para evitar la llegada de los laterales adversarios. Situación que obliga a tener dos jugadores aptos para habilitarlos con ventaja.
Como nunca, el injustamente vilipendiado torneo local posee valores que podrían enriquecer de forma amplia la selección nacional y en ese sentido la Universidad de Chile está en condiciones de aportar al menos 9 elementos. Existe una majadera tendencia a valorar exageradamente a quienes se desempeñan en el exterior, cuando en realidad ahora se va cualquiera.
Para la U se trataba de una fecha muy conflictiva, pues su interés principal está puesto en el partido de este jueves 17 contra Arsenal, el complicado equipo de los cuatreros Grondona. Preocupa la estresante participación de Marcos González, quien debió extremar recursos en ambos partidos y, más aún, servir de mediador en un gallinero que se desbordaba por todas partes. Marcelo Díaz y Charles Aránguiz no tuvieron tanto desgaste, Canales prácticamente no jugó, pero Eduardo Vargas salió del Estadio Nacional con una contractura.
El réferi designado para el partido contra los de Sarandí fue el colombiano Wilmar Roldán, juez con fama de insolente y “tarjetero” que arbitró la final de Copa Libertadores entre Chivas e Inter de Porto Alegre el año pasado. Fue famoso su desempeño en la final del campeonato de apertura colombiano del 2008, cuando terminó el partido entre América de Cali y Boyacá Chicó justo en el momento en que este último equipo anotaba el segundo gol.
Más allá de esta satánica curiosidad, la Universidad de Chile ha sido capaz de franquear los mañosos arbitrajes en esta Copa y, además, Sampaoli es un estratega lúcido y perspicaz en el que se puede confiar tranquilamente. Será un pleito difícil en el que la U deberá mostrar su oficio y mantener cierto pragmatismo para liquidar a un rival que, al menos en el papel, tiene que arriesgarse.
Una última reflexión acerca de la vergonzosa e impopular ANFP: no contenta con instalarse en el trono de forma intrigante, ha dejado sin sanción al guanaco ladino de Álvaro Ormeño -acusado de lanzar escupitajos a funcionarios de la U en el Basurero Monumental- y les regaló 200 entradas a los barristas de las ratas blancas para que infectaran el partido contra Paraguay: los mismos que le lanzaron bolsas con orina a los jugadores azules mientras realizaban ejercicios previos y los mismos que intentaron invadir el camarín de la U con la anuencia de los dirigentes yanaconas.
¿Qué pretenden los payasos de la ANFP? ¿Hasta cuándo amparan a semejante clase de alimañas? ¿Acaso los desmanes en el estadio "arbo" no están siendo investigados? ¿Insisten en teñir este proceso con los hediondos visos del Coco-Loco pinochetista? ¡Qué lástima que la Universidad de Chile no pueda desmarcarse de estos subnormales hijos de perra!

miércoles, 9 de noviembre de 2011

LA CONGA DE LOS TÍTERES EBRIOS

Originalmente este artículo iba a abordar el exigente panorama que espera a la U después de la nueva fecha clasificatoria para el Mundial de Brasil. Sin embargo, el Circo de Capulina tenía reservada una refinada sorpresa: "el show alcohólico de los ratones blancos".
Luego del imperdonable recibimiento del que fueron objeto los jugadores e hinchas azules en el estadio de Pinochet, sólo faltaba un espectáculo etílico para confirmar lo que todos sabemos: las sabandijas albinas son la vergüenza del país.
Regocijémonos con las canalladas más célebres de esta institución nauseabunda:
  1. Recibieron la subvención de una dictadura criminal que les pagó deudas, les compró jugadores, campeonatos y árbitros y les financió un estadio en el que un ex CNI como Vergara paseó la Libertadores más triste de la historia. Este aciago logro les ha servido para ufanarse y para desear el fracaso de cualquier club chileno que llegue a instancias semejantes, lo que es reflejo de su miseria moral.
  2. La violencia en los estadios fue iniciada por sus hordas de bellacos cuando asesinaron a un pequeño hincha de la Unión Española después de haber sido goleados en su propio mausoleo. Este crimen debió haber originado una ley draconiana que hubiese depurado los coliseos deportivos. Desgraciadamente, nada de eso ocurrió y hoy en día ir al estadio conlleva un riesgo absurdo, más aún si se trata del nido de las alimañas “arbas”.
  3. Coco-Loco es el club más blindado por el periodismo deportivo nacional: basta oír los capciosos relatos cada fin de semana y los comentarios maliciosos que le conceden a la U, incluso cuando ésta se halla representando a Chile (ver el artículo de este blog Nacional de Montevideo 0 – Universidad de Chile 2, correspondiente a septiembre). El ejemplo más grotesco de esta parcialidad fue el autogol de Molinas narrado por Claudio Palma, quien se amurró y decidió enmudecer en plena transmisión.
  4. También se jactan de no haber descendido jamás a la Segunda División. Quienes administran este blog se comprometen a buscar la fecha y el campeonato exacto en que estos marranos debían jugar una liguilla de promoción y fueron librados de ello mediante una resolución administrativa; es decir, fueron protegidos de un riesgo, ni siquiera de un hecho consumado: institución cobarde y amparada de manera insolente.
  5. Otra de sus vanaglorias tiene que ver con su presunto aporte a la selección chilena y es aquí adonde nos detenemos: la antipatía inicial de la parcialidad azul hacia el proceso de Borghi tenía que ver con la desmesurada identificación del "equipo de todos" con las ratas blancas. El DT facilitó la escuadra nacional a sinvergüenzas como Zamorano y Rubio para que hicieran sus chanchullos y, además, realizó nominaciones ridículas considerando el gran momento de muchos valores de la U: Fierro, Fuenzalida, Toro y Vilches no tiene nada que hacer en la oncena de Chile. Hoy en día el panorama es inverso: son 8 los jugadores azules llamados a la selección, sólo faltan Johnny Herrera y Francisco Castro para que se acuda con la dotación completa.
La función chabacana de los 5 patanes liderados por cabecillas cocacolinos confirma una triste máxima del fútbol chileno: "el imperio del bototo en el trasero". Sólo es posible recibir el respeto de los rotos cuando éstos se hallan coaccionados. La buena onda no funciona. Menos el autocontrol. Esto es lo que ha comprendido Borghi dramáticamente: sus regalones, quienes le habían prometido que ya no incurrirían en groserías, lo han traicionado de manera ladina e incluso han puesto en peligro su trabajo. Estos chanchos se aplican cortésmente en sus impecables clubes europeos, pero basta que recalen en Chile para que se les suelte la trenza rasca que a duras penas logran disimular.
Sería fácil compararse con los combinados de Colombia y Perú, los que también se han visto implicados en zafiedades como ésta, corregidas con el látigo por Leonel Álvarez y Sergio Markarián. Sin embargo, es el ejemplo uruguayo el que debe utilizarse como modelo: un plantel elegante en el que todos saben expresarse como seres humanos y no como flaites desclasados, una oncena solidaria y valiente que jamás alardea con nada. Sin duda alguna que los elementos azules le subirán el nivel a un grupo que estaba infiltrado por gentuza viciosa y petulante.     
Es imposible no relacionar el espectáculo beodo de los 5 patanes con la ordinariez que debió soportar la delegación de la U en el Monumental Basurero, pues provienen de la misma semilla de estiércol.
Por suerte los dirigentes de Universidad de Chile ya presentaron la denuncia ante el Tribunal de Disciplina. Entre los 13 puntos que conforman tal acusación destacan las quejas por:
  1. El ingreso de pungas al sector de camarines, lo que pudo haber terminado en una tragedia de proporciones.
  2. La conducta violenta de funcionarios y jugadores “arbos” en contra de la prensa cuando ésta trataba de grabar los hechos.
  3. El lanzamiento de bolsas con orina a los jugadores y al cuerpo técnico de la U mientras realizaban los ejercicios previos.
  4. La agresión a los hinchas azules en la Tribuna Océano, la que incluyó escupitajos y manoseos a una joven de 20 años.
  5. Los insultos y escupitajos con que Sebastián Toro, Álvaro Ormeño y Esteban Paredes atacaron a funcionarios de la U.
Toda esta mugre comenzó con la exhibición y posterior destrucción del lienzo de la Universidad de Chile en el estadio de Coca-Colo, acto en el que sus “figuras” se lucieron. Toda la decadencia posterior estaba tramada de antemano y eso es lo verdaderamente grave: se maquinó un acorralamiento miserable del que luego los directivos albinos trataron de sustraerse. No podemos olvidar a Zamorano entonando las guarachas de la hinchada más indeseable del planeta mientras los azules eran maltratados.
Esperemos que el Tribunal de Disciplina tenga los cojones suficientes como para castigar de forma aleccionadora aquel gallinero infeccioso. Este blog avisa de antemano que hay dos funcionarios de aquel organismo que se desempeñaron en la administración yanacona. Ojo con eso.       

Vamos a lo nuestro: la Universidad de Chile enfrentará un nuevo ciclo de pleitos a partir del jueves 17 de noviembre, cuando luche contra Arsenal de Sarandí por el paso a semifinales de la Copa Sudamericana. Este partido cuenta con un gran problema: la condición física con la que retornarán los 8 nominados por Borghi.
Este inconveniente no es menor, pues el éxodo hacia las eliminatorias podría perjudicar los intereses de Sampaoli y a estas alturas es imperioso que la U logre coronar el gran esfuerzo realizado durante el año, ya sea llegando lo más lejos posible en la Copa continental que disputa o ganando el Torneo de Clausura.
Pese a ello, la presencia de tantos elementos azules en el combinado nacional obliga a dejar atrás la aversión preliminar hacia el proceso y a brindar todo nuestro apoyo a la selección, una selección que se está tiñendo con el color del cielo, igual que en 1962.


lunes, 7 de noviembre de 2011

UNIVERSIDAD DE CHILE 5 / HUACHIPATO 3


Receso del “Clausura” en inmejorable situación para la U: primer lugar obtenido antes del término de las fechas regulares, lo que trae como consecuencia la clasificación directa a otra Copa Sudamericana (versión 2012). Ya en el primer semestre del próximo año se disputará Copa Libertadores y, como si fuese poco, el equipo sigue siendo protagonista en un torneo continental. Tal es el ánimo del plantel azul, que todos los jugadores titulares quisieron disputar el partido frente al cuadro de la usina. Sólo Osvaldo González y Charles Aránguiz no estuvieron, debido a la suspensión determinada por el impúdico partido que planteó el elenco del anodino Basay en la fecha pasada. Se presumía un encuentro no exento de dificultades por el tremendo desgaste que acarrea el plantel. Sin desmerecer las virtudes del rival, los tres goles recibidos en el arco de Herrera reflejan lo anterior. Pues bien, resulta que los formidables relatores del CDF fastidiaron cada cinco minutos destacando el hecho de que la U había recibido tres goles por primera vez en el torneo. Irrita bastante la mediocridad absoluta para comentar el fútbol de parte del caricato Palma. Si ya lo hace mal relatando, qué necesidad hay de que intervenga emitiendo opiniones imbéciles, agravadas por la frecuencia y por la carencia de argumentos inteligentes. Este señor jamás refirió, por ejemplo, que los jugadores en cancha acumulan gran cantidad de minutos en otra competencia de mayor exigencia; que jugaban un partido en el que su rival requería de puntos imperiosamente para zafarse de los fantasmas del descenso; que la U en paralelo anotaba la no despreciable suma de cinco goles y que necesitaba de tan sólo un punto para abrochar el primer lugar del campeonato; y que jugaba con una disposición distinta a la observada por el mundo en la Copa Sudamericana. Esto es normal, pues el foco está afuera y los resultados a la vista de todos, aunque claro, menos para el señor Palma.
En el segundo tiempo se produjo la salida de Eugenio Mena, quien según los dichos de Borghi sería titular en su selección. Al parecer esto ya estaba en conocimiento del cuerpo técnico azul. En su reemplazo ingresó Juan Abarca. Brevemente: no voy a hablar sobre este jugador, a buen entendedor pocas palabras. Sin duda la U ya piensa en la forma cómo enfrentará la revancha con Arsenal en Santiago. Habrá que convivir con el riesgo que significa contribuir con siete seleccionados nacionales. Es casi un hecho de que Eduardo Vargas será utilizado por el gordo bellaco, así como alguno de los González o incluso ambos. Es decir, la U ha quedado sumamente expuesta justo cuando acumula una participación notable en el concierto internacional (algo que se viene haciendo costumbre). Como por arte de magia, Borghi dejó el humorismo y no convocó a jugadores exánimes que nadie se explica cómo fue capaz de citar anteriormente. Duro panorama para el elenco azul, que ha sabido sobreponerse a todo para continuar escribiendo páginas memorables de su propia historia y la del fútbol chileno.   

viernes, 4 de noviembre de 2011

ARSENAL 1 - UNIVERSIDAD DE CHILE 2

Esta noche la Universidad de Chile no sólo logró imponerse a un equipo difícil y patrañero, sino que acaba de cerrar un ciclo que comenzó el miércoles 19 de octubre cuando se enfrentó a Flamengo en Brasil.
Fueron 5 partidos complejos disputados en 15 días, 3 de ellos correspondientes a la Copa Sudamericana y 2 al torneo de clausura, incluyendo el clásico con el equipo de Pinochet.
Los 3 partidos de Copa se ganaron, 2 de ellos de visita, y los pleitos locales se igualaron en diversas circunstancias: con Palestino fue un cerrado 1 a 1 jugado con una formación alternativa y con las vedettes de Sodoma se empató a dos luego de tolerar el asedio vergonzoso en un reducto que debiera ser castigado, pues los dirigentes albinos pusieron en peligro deliberadamente la integridad de un conjunto que aporta 7 jugadores a la selección y que está representando a Chile de manera ejemplar.
Ya veremos como la turbia ANFP termina negociando un escarmiento que debiera ser inflexible. Pero en fin, la impunidad es una degeneración emblemática en nuestro país y es urgente derrotarla para purificar todas las atrocidades perpetradas por los oligarcas y los tiranos de turno desde los albores de la República. Y a propósito de esto, nunca debemos olvidar el papel opiáceo que cumplieron los “arbos” en la dictadura: chicle tercer mundista para la ultraderecha poblacional, máscara pestilente de los crímenes que enlutaron a la nación.
Vamos al fútbol.
El nombre del estadio de Arsenal ya sembraba cierta aprensión: Estadio Julio Humberto Grondona, actual timonel de la AFA, matón chabacano muy poderoso que fue reelegido en su cargo por unanimidad pese a que una cámara oculta logró asociarlo al lavado de dinero y a ciertas intenciones hostiles en contra del periodista Alejandro Fantino. Y es más, la familia Grondona es dueña de Arsenal. Así las cosas, se sabía de antemano que la mano venía sucia, recién salida del retrete.
Por eso no fue extraño que el árbitro uruguayo de nombre inverosímil Líber Prudente y los jueces de línea Claudio Fandiño y Carlos Pastorino desplegaran una actuación bochornosa: cobraron absolutamente todas las faltas que simularon los comediantes de Sarandí y que a su vez permitieron buscar el cabezazo en el área azul. Por suerte la zaga se manejó bien en este aspecto y salvo un par de sustos no pasó nada con aquellos centros viciados.
Y entonces comenzó a aflorar la amenaza más temida para este pleito: el cansancio. La U sintió el esfuerzo derrochado en el clásico con las ratas blancas y por momentos primó cierta confusión en la salida. Sin embargo, el golazo de Vargas le dio una cuenta de ahorro vital para el segundo lapso. Los comentaristas de Fox, con la vieja Niembro a la cabeza, armaron un escándalo por la posición del delantero al momento de salir el pase de Díaz, pero la verdad es que se trató de una jugada al límite que, como mucho, dejaba adelantado el tronco de Vargas o uno de sus zapatos. Golazo y a llorar al estero.
El temprano empate de Arsenal preocupó a Sampaoli, quien volviendo a desafiar la triste lógica del fútbol mundial sacó a un lateral volante e incluyó a un centrodelantero. De esta forma, contrarrestó el probable acoso local insertando una pieza que agravó las preocupaciones de la defensa trasandina: sí señores, armó un tridente ofensivo con Vargas, Canales y Castro, variación que finalmente le dio el triunfo y que confirmó sus dotes de estratega intrépido.
Los locutores de Fox prolongaron sus idioteces: aseguraban que Herrera estaba haciendo tiempo cuando en realidad trataba de agilizar el juego. De manera descarada fue anulado un gol a Lorenzetti y Gustavo Canales realizó un remake del segundo penal contra la UC en la final del Campeonato de Apertura. Victoria de la U: intrincada, peligrosa, abnegada.
Es cierto, la llave está abierta y los de Sarandí son un equipo disciplinado que puede fastidiar a cualquiera, más aún con semejantes patrones: bandidos con mangas de mago. Sin embargo, lo importante es que el plantel azul puede descansar algunos días: seguramente contra Huachipato jugarán quienes suelen estar en la banca más Canales, que necesita recuperar minutos en cancha.
Como se dijo, la U cierra un ciclo exigente con la canasta limpia y con muchas lecciones a cuestas: no sólo se juega contra los rivales, sino también contra un entorno que representa la patética podredumbre de los que debieron ser abortados.