Páginas vistas en total

martes, 1 de noviembre de 2016

Everton 2 – Universidad de Chile 2

La U sigue siendo el peor equipo del campeonato y en este pleito quedó demostrado, el rendimiento individual es espantoso y el cuerpo técnico es irresoluto y contradictorio: en el partido contra la UC descartó a Lorenzetti -el único mediocampista que realmente juega- y ante Everton apareció como capitán. ¿Qué pasó? ¿Le tuvo miedo a la UC y prefirió volantes toscos o recién ahora se dio cuenta de que el rosarino es imprescindible en una oncena que tiene puros patas de palo en la zona media?  
Por si fuera poco, debe arrastrarse un vicio insoportable que es propio de los equipos chicos: los azules no son capaces de mantener un gol a favor ni siquiera 5 putos minutos.
La U tiene un plantel sin jerarquía y no se ve una evolución en el corto plazo; definitivamente, gente como De Paul (no tiene fuerza en las piernas, es mejor Espinoza), Jara (es ordinario y trata de jugar lo menos posible, por eso se hace expulsar), Vilches (es malo de frentón), Monzón (otro hediondo), Beausejour (otro que juega a media máquina), Reyes (flojo y malo), Fernández (flojo) y Mora (flojo) no son aporte, y a eso deben sumarse los discretos Zacaría, Rodríguez, Carmona, los dos Leiva, Martínez y Schultz.
Lo más cuerdo sería empezar con: Herrera (Espinoza); Rodríguez, Contreras, Ramírez, Zacaría; Schultz (Martínez) y Ureña; Lorenzetti y Maturana (Juan Leiva o Carmona); Briceño y Taiva. El resto puede comer pasto tranquilamente.
En cuanto al rival, reiteró el anti-fútbol que enseñó la UC: sus delanteros se dedicaron a magnificar faltas durante los 90 minutos y, nuevamente, violaron el ya prostituido fair-play. Por algo los equipos chilenos no pasan la primera fase de ningún torneo continental.


   

2 comentarios:

  1. Vamos en caída libre, no hay señal alguna de cambio.
    Solo que asuma un cuerpo técnico de categoría continental y que corte a los paquetes del equipo, podría transformar en algo este nefasto presente.
    La U solo debe pensar en zafar unos puntos y esperar que termine la temporada, no hay fondo futbolístico, ni estrategia para enfrentar a los rivales. En síntesis nos gana cualquiera.
    Una pena.

    ResponderEliminar
  2. Y así fue cómo Heller hundió a la U. Concuerdo con que la única salvación será la dirección técnica y agregaría el retorno de algunos referentes: ¿qué está haciendo Felipe Seymour en la Unión?

    ResponderEliminar