Páginas vistas en total

domingo, 20 de noviembre de 2016

Unión Española 2 – Universidad de Chile 3

La U terminó ganando un partido que había comenzado de manera circense gracias a la inoperancia de Gonzalo Jara, un jugador que tiende a sobrarse cuando menos corresponde: si los puntos se necesitan con urgencia, no hay espacio para lujitos ni exhibicionismos. Si bien el primer gol fue una chambonada que pudo evitar fácilmente entregándole el balón a Herrera, es el segundo tanto el que no se le puede perdonar: perdió la marca de Salom por ir mirando la pelota y se quedó parado mientras Contreras y Martínez trataban de rechazar tras la pifia de Churín. La U necesita con urgencia un central de categoría que, además, sea un líder en la zaga, tal como alguna vez lo fueron Rogelio Delgado, Ronald Fuentes, Marco González y Mauricio Victorino.
La dupla Castañeda-Musrri nuevamente se equivocó y dejó en el banco a Lorenzetti y Maturana, los volantes más creativos del plantel. Aquello sólo genera una posesión de balón estéril, pues nadie es capaz de profundizar la jugada y todo queda supeditado a los eventuales desbordes de Beausejour. Además, se insistió con la pobre presencia de Lorenzo Reyes, se mandó al sacrificio a Sebastián Martínez como lateral, se utilizó al zurdo Zacaría por la derecha y se incluyó a Leiva como delantero. Como Zacaría hizo dos goles, seguramente ahora se considera un acierto su ubicación con perfil cambiado; sin embargo, se olvidan todas las ocasiones desperdiciadas debido a esa ilógica decisión.
Así como se extraña la presencia de un zaguero de primer nivel, también es urgente que la U se refuerce con delanteros idóneos: Fernández es un jugador perezoso, Mora es muy discreto y Briceño es un juvenil que aún debe aprender mucho. Esta es la tarea para los papanatas de Azul Azul, quienes al menos tendrán que liberarse de dos cupos empleados por extranjeros. A propósito, ¿qué sentido tiene mantener un arquero suplente argentino?
Por desgracia, esta concesionaria ha desperdiciado una gran cantidad de canteranos que eran especialistas en sus puestos, lo que hubiera solucionado muchos de los actuales problemas: Nicolás Grünwald (lateral derecho), Igor Lichnovsky, Valber Huerta, Bernardo Cerezo, Ángelo Henríquez, Christian Bravo, John Santander, Juan Ignacio Duma, Cristóbal Vergara, Sergio Vergara (actual goleador del Celaya mexicano), Ismael Velásquez (volante por izquierda paraguayo, ahora en Olimpia), Rodrigo Echeverría y Nazareno Solís (ahora en Boca), entre otros. A ellos deben agregarse los refuerzos que no fueron valorados en su momento: Guillermo Marino, Raúl Ruidíaz, Mathías Corujo y Guzmán Pereira, al menos este último puede volver desde Peñarol. ¿Qué ocurrirá con Benegas, Valencia, Vidal, Espinoza y Pinilla?  
En fin, es de esperar que se ganen los 9 puntos que quedan, para así no comenzar el próximo torneo con números rojos. Para ello será necesario que Castañeda y Musrri despierten de una buena vez y no excluyan a los jugadores que sobresalen técnicamente. ¿Será mucho pedir?  



5 comentarios:

  1. Algunas obs.:
    De Paul tiene nacionalidad chilena.
    Valencia no pertenece a la U sino a Palestino. Vidal lo mismo.
    Si bien es cierto esta dupla técnica no es lo que la U requiere, prefiero esto a la barbaridad anterior.
    Mínimo un central, un 10 y un 9 de verdad.
    Nuevo cuerpo técnico?? Puta, si van a traer a cualquier pelotudo, prefiero a los de casa. Tendrían que poner la billetera y se ve difícil.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con lo que se plantea acá. En defensa Falta un patrón de verdad, un buen 10 y un 9 grande y fuerte.
    Sobre un nuevo cuerpo técnico, dudo que se traigan uno de nivel de verdad. A estos inversionistas de Azulazul les gustan los dt calladitos lameculos y bien obedientes por lo que realmente dudo que llegue uno con experiencia y carácter.

    ResponderEliminar
  3. Juanpa, no pudiste describir mejor la forma como le gustan los empleados a Azul Azul. Por lo mismo, prefiero los tropiezos de Castañeda y Musrri antes que la ineptitud de algún chantilly que pudiera llegar. Un DT uruguayo?? Sí! Pero quién??

    ResponderEliminar
  4. Solo se pueden traer 3 refuerzo y 2 que estén a préstamo. De los préstamos traería a Farfan y Echeverría. Ese negro de Benegas cuando estuvo se cacho era tronco y me tinca que es de equipo chico.
    Sino se trae un cuerpo técnico de jerarquía la debacle seguirá, estos hijos de puta de Azul Azul quieren que llegue la plata del CDF y mandarse a cambiar con bolsillos llenos. Si llegan esos dineros no habría excusa para no jugársela por un cuerpo técnico de categoría. Yo iría por Fosatti

    ResponderEliminar
  5. Lo de De Paul no tiene sentido, independiente de que figure ahora como chileno, pues se está tapando a Espinoza. No debe olvidarse que gracias a que en su momento el puesto rotó con gente de las divisiones menores surgieron Miguel Pinto y Johnny Herrera.
    ¿Tres refuerzos más dos que estén a préstamo? A estas alturas puede esperarse cualquier estupidez por parte de Azul Azul. Está claro que se necesita al menos un jugador de peso por línea.
    Lo más terrible sería clasificar a una Copa continental para hacer el loco. Mejor arreglar bien las cosas y luego aventurarse cuando valga la pena.
    Heller acaba de declarar que este cuerpo técnico necesita tiempo, por lo que se deduce que continuaría por un semestre más. Me parece justo, considerando que Castañeda y Musrri recibieron un barco podrido lleno de cachos que no jugaban a nada. Eso no significa, por cierto, que no se les pueda criticar: la U debe jugar al menos con dos volantes ofensivos desde la partida, no puede esperarse una hora para hacer un cambio necesario, los jugadores que ya no rindieron deben dejar su puesto (Reyes, Vilches, Jara) y otros tiene que salir durante el partido si están jugando mal (Mora, Fernández, Rodríguez).
    Debe reconocerse que ahora ahora se pelea más y que el equipo es capaz de revertir resultados (estuvo perdiendo con Everton, Iquique y Unión, y logró zafar un par de 0 a 2 abajo).

    ResponderEliminar